lunes, 24 de agosto de 2015

Sanxenxo traslada a la Xunta la petición de mejora de seguridad vial en As Salinas, O Vinquiño y A Vichona





Reunión del alcalde de Sanxenxo, Gonzalo Pita, con el jefe territorial de Medio Ambiente
© Xunta de Galicia

Sanxenxo traslada a la Xunta la petición de mejora de seguridad vial en As Salinas, O Vinquiño y A Vichona

Redacción Por Redacción



Peatones cruzando la calzada en la zona de As Salinas, en A Lanzada
© Concello de Sanxenxo
La seguridad peatonal y los problemas de movilidad en la carretera Pontevedra-A Lanzada (PO-308) y en el cruce de la Sanxenxo-Vilalonga (PO-504) con la vía provincial EP-9207 fueron los principales asuntos que se analizaron en la reunión que mantuvieron este lunes el jefe territorial de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas en Pontevedra, José Luis Díez, y el alcalde de Sanxenxo, Gonzalo Pita.
Durante la reunión, el gobierno gallego analizó la petición del Concello de Sanxenxo de habilitar un paso de peatones en la PO-308, en As Salinas, y otro a la altura del tanatorio, en O Vinquiño. El jefe territorial informó de que estos tramos no cumplen con los requisitos mínimos de la normativa en materia de carreteras para establecer un paso de peatones seguro para los usuarios, ya que, entre otros motivos, no cuenta con aceras, no es una vía iluminada y no es suelo urbano.
Sin embargo, desde la Xunta de Galicia "seguirá trabajándose para mejorar la seguridad en estas carreteras", afirmó Díez.
Por otra parte, también se analizó la configuración del cruce de la PO-504 con la provincial EP-9207, a la altura de la Vichona, con el objeto de aumentar la seguridad de los usuarios. José Luís Díez recordó que en este punto se llevaron a cabo recientemente trabajos de estrechamiento de los carriles de entrada a la intersección para conseguir la disminución de la velocidad.
Además se procedió a la instalación de bandas transversales de alerta, se reforzó la señalización horizontal con pintura en el pavimento indicando la limitación de la velocidad así como el balizamiento. También se optimizó la iluminación del aparcamiento para incrementar la visibilidad de los vehículos que circulan por la carretera.
Finalmente se trató el estado actual del firme en dos tramos de la PO-308, en concreto en la avenida Progreso y en la glorieta de Baltar.
Al finalizar la reunión, el jefe territorial confirmó que se estudiará la viabilidad de los proyectos y las diferentes alternativas para encontrar soluciones a estos dos puntos negros.
En este encuentro, mantenido en la Delegación Territorial de la Xunta, también estuvieron presentes la concejala de Seguridad Ciudadana, Vanesa Rodríguez; el concejal de Urbanismo, Planificación e Infraestructuras, Daniel Fernández; y el jefe del Servicio de Infraestructuras de Pontevedra, Fausto Núñez.
NOTA: Recomendamos leer la prensa escrita porque no aparece todo el contenido en internet.