sábado, 21 de noviembre de 2015

Concello y Plataforma pedirán agilidad para que no se obre en la PO-308 en verano

El Concello y la Plataforma por la seguridad vial en la PO-308 celebraron ayer el anuncio de la Xunta sobre el proyecto, pero le solicitarán premura en la contratación de las obras para no se ejecuten en verano, teniendo en cuenta que este vial vertebra la principal zona de playas.
El anuncio realizado el jueves por el gobierno gallego, autorizando un gasto de 3,4 millones para la primera fase del proyecto, entre Soutullo y la rotonda de A Lanzada, es “positivo y esperanzador, porque hasta ahora había un silencio total”, explicó ayer el presidenta de la plataforma, José Manuel Rodiño. Sus componentes, sobre todo las caras visibles, también sienten cierto alivio porque se temían un nuevo retraso en el proyecto y “empezaba a haber presiones, nos decían que si éramos partidistas y aquí hay de todos los colores, pero con un objetivo común”, añadió.

Modificaciones

Su objetivo ahora es conocer los próximos pasos a dar por la Consellería de Infraestruturas y para ello acompañarán al alcalde, Gonzalo Pita, en la reunión que mantendrá con su titular, Ethel Vázquez, que finalmente ha sido concedida para principios de diciembre. Quieren conocer los plazos concretos y los detalles técnicos pues, según el Gobierno local, se han introducido cambios gracias a las cesiones de nuevos terrenos que permitirán mejoras en cuanto a plazas de aparcamiento.
Además, ambas partes le plantearán que se agilice el proceso de licitación para evitar que las obras se ejecuten durante el verano porque “esto puede destrozar una zona turística como esta”, añadió el presidenta de la entidad.

Asimismo le expondrán la necesidad de que no se olviden del resto de las siguientes fases. Así, el regidor municipal pedirá a la conselleira que se empiece a trabajar ya en la segunda y en tercera pues, el resto del vial, hasta Portonovo, es una zona que concentra un importante número de hoteles y establecimientos turísticos, así como arenales de calidad que atraen cada verano a miles de personas, “que se ven obligados a circular por el asfaltado al carecer de aceras”, informaron fuentes municipales. Y  es que, recordaron, que la actuación acumula más de cuatro años de retrasos y creen que ha sido suficiente espera para que ahora se “priorice esta obra” y se le dé continuidad y que la ejecución de las siguientes sea inmediata.
Desde el Ayuntamiento recordaron que el proyecto se iba a ejecutar en una única acción, pero se tuvo que dividir en tres por cuestiones económicas.

" Temíamos a las elecciones"

El primer anuncio para realizar esta obra llegó en 2011 y desde entonces han sido varios los anuncios de que se ejecutaría de inmediato, sobre todo en épocas electorales, como ponía ayer de manifiesto Rodiño: “Acabo de hablar con hosteleros y vecinos y la gente está esperanza porque el año próximo son las autonómicas y ya nos temíamos que nos vendieran otra vez la misma historia”.

Ver noticia

viernes, 20 de noviembre de 2015

Una lucha vecinal de 4 años lleva a la Xunta a dotar la obra de la PO-308

La actuación vial costará 3,4 millones de euros desde A Lanzada a Major

sanxenxo / la voz, 20 de noviembre de 2015. Actualizado a las 05:05 h.






 

Voz de Galicia

Turistas y vecinos, que transitan constantemente por la PO-308, se quejan de la falta de medidas de seguridad en la carretera.

La reforma de la PO-308 entre A Lanzada y Soutullo (Major), en Sanxenxo, está encarrilada y los esfuerzos de cuatro años de sus vecinos más cerca de su recompensa. En la misma semana en que se reactivaron las quejas de vecinos y Ayuntamiento, el Consello da Xunta dio su visto bueno a un crédito de más de 3,4 millones de euros para las obras de este vial en un tramo de 2,7 kilómetros. Esta iniciativa implica la ejecución de una primera fase de un proyecto de seguridad vial mucho más amplio y que se previó desde A Lanzada a Portonovo.
El proyecto está consensuado con el Concello desde hace cuatro años, la mayoría de los terrenos están ya en manos de la consellería desde entonces y las fincas de un anexo adicional desde hace dos. Ahora, por fin, la larga lucha vecinal parece que está más cerca de llegar a su final.
El paso adoptado por la Xunta segura la financiación de los trabajos. La obra que consistirá en una senda peatonal y ciclista a lo largo de la vía autonómica. La actuación proyectada «ten como finalidade mellorar a seguridade viaria dos seus usuarios, en especial, dos numerosos peóns que camiñan polas súas marxes, principalmente na época estival».
La iniciativa contempla la mejora de las intersecciones existentes, habilitando puntos que permitan el cambio de sentido de los vehículos y la construcción de una glorieta a la altura de Portomouro, así como la creación de zonas de aparcamiento. Asimismo, se mejorarán la señalización, tanto horizontal como vertical, el drenaje y la capa de rodadura.
Para comprobar la necesidad de esta obra, solo hay que acercarse a esta carretera en verano, principalmente en agosto. No hay aparcamientos ordenados y los coches ocupan cualquier hueco libre en los arcenes, allí donde existen. Los viandantes tienen que circular como pueden sorteando un mar de obstáculos, en más de un tramo viéndose forzados a andar por la calzada. En ninguna parte de este tramo hay aceras, no solo en el trazado objeto de esta intervención, sino desde A Lanzada a las proximidades de Portonovo. Los pasos de cebra son escasos, los semáforos inexistentes y sin embargo, por esta misma carretera, circulan miles de vehículos y transitan muchos miles más de personas camino de las playas, los hoteles o los restaurantes de esta zona rural de Sanxenxo.
La previsión de la Xunta es licitar la obra este año y ejecutarla a lo largo del 2016.

jueves, 19 de noviembre de 2015

La Xunta, «sorprendida» por la queja del alcalde sobre la PO-308

Infraestruturas dice que Pita habló con Vázquez por teléfono y que sabe que se mantiene el compromiso de la reforma vial
sanxenxo / la voz, 19 de noviembre de 2015. Actualizado a las 05:00 h.

El ultimátum pactado entre el Concello de Sanxenxo y la plataforma de la PO-308 a la Xunta para que les reciba y aclare plazos y partidas para la reforma de la vía entre A Lanzada y Major sorprendió ayer a la Consellería de Infraestruturas, dirigida por Ethel Vázquez. Según explicaron desde la Administración autonómica, el regidor sanxenxino, Gonzalo Pita (SAL), conoce desde hace ya tiempo que los compromisos de la Xunta sobre esta actuación se mantienen. «La conselleira está un poco sorprendida, porque ella ha hablado varias veces por teléfono con el alcalde y él sabe que se está trabajando en este proyecto».
Desde la consellería añadieron que Pita sabe que Vázquez tiene buena disposición para reunirse con él, pero que se matizó que la agenda está bastante llena y que solo se atienden en persona cuestiones de urgencia. En cuanto al caso concreto de la reforma de la PO-308, la Xunta brindó ya hace tiempo al alcalde sanxenxino la posibilidad de reunirse con el director de la Axencia Galega de Infraestruturas.
Ante la insistencia del alcalde de una reunión con la titular de Infraestruturas, la consellería señaló que estaba previsto contactar con el regidor esta semana para que se lleve a cabo la reunión. El departamento autonómico justificó el retraso en la cita en que se atiende a los alcaldes por orden de solicitud, según sea la agenda de la conselleira y las prioridades de obras en Galicia.
Publicidad
En particular, sobre la reforma de la PO-308, la Xunta precisó: «La consellería está trabajando en eso, Sanxenxo tiene el compromiso de hacerla y se puede decir que pronto se verá».
Los trabajos pendientes de licitar son la primera fase de la reforma vial de la PO-308, en un tramo que se comprende entre la rotonda de A Lanzada, en el límite con O Grove, y el lugar de Soutullo, en el entorno de la playa de Major. El proyecto contempla la mejora de la calzada, que seguirá de doble sentido, la habilitación de plazas de aparcamiento y arcenes, la construcción de aceras y el pintado de más pasos de cebra.

martes, 17 de noviembre de 2015

El alcalde de Sanxenxo insiste en pedir una reunión con Ethel Vázquez para hablar de la PO-308

Por Redacción Pontevedra viva
El Concello de Sanxenxo insiste en reunirse con la Consellería de Medio Ambiente para estudiar el estado de las obras de la carretera PO-308, para la que la Xunta había anunciado que este año se licitaría el primer tramo del proyecto de mejora de la seguridad vial. El alcalde, Gonzalo Pita, reiteró esta semana una petición formal de reunión con la conselleira, Ethel Vázquez, al entender que "más de cuatro meses de solicitudes son más que suficientes como para que ésta sea la última".

Gonzalo Pita y la concejal de Seguridad Vial, Vanesa Rodríguez Búa, mantuvieron este martes una reunión con la Plataforma de la PO 308 y los informó de las reiteradas solicitudes de reunión con la conselleira para abordar este asunto, sin que por el momento haya tenido respuesta alguna. El alcalde les comunicó que la única información de la que dispone es que la Xunta mantiene su compromiso, a pesar de que en los presupuestos autonómicos no consta una partida propia para este tema. Sin embargo, carece de confirmación oficial respeto de los plazos que maneja la Consellería.

Según informó el Concello a través de un comunicado, el alcalde solicitó a los miembros de la plataforma una semana de plazo para que la Consellería fije la reunión demandada, a la que Gonzalo Pita acudirá acompañado de los portavoces vecinales con el fin de hacer un frente común para demandar una obra comprometida por la Xunta en el año 2011 y utilizada por el Partido Popular en más de una campaña electoral.

En concreto, quieren que la conselleira responda a tres preguntas, toda vez que los fondos europeos con los que se financiaría la obra están ya desbloqueados: si hay partida para la PO 308, si está recogida en los presupuestos autonómicos para 2016 y cuándo se va a licitar.

Desde la Plataforma, tanto su presidente, José Luis Prieto, como los portavoces que lo acompañaron -José Manuel Rodiño, Alexandre Touriño y Roberto Garrido- mostraron su "desconfianza respeto de la Xunta ya que, según insistieron, incumplió hasta ahora todos los plazos anunciados". Solicitaron el respaldo del Gobierno local para iniciar otro tipo de medidas reivindicativas.

sábado, 7 de noviembre de 2015

La Xunta mantiene su intención de licitar este año la mejora vial de A Lanzada a Major

Sostiene, ante la inquietud vecinal, que los trabajos de la PO-308 serán en el 2016

sanxenxo / la voz, 07 de noviembre de 2015. Actualizado a las 05:00 h.

La Axencia Galega de Infraestruturas mantiene su previsión de licitar antes de que remate este año la primera etapa de la reforma vial de la PO-308 en Sanxenxo. Esta actuación se corresponde al tramo comprendido entre la rotonda de A Lanzada, en las inmediaciones del límite municipal con el concello meco, y el lugar de Soutullo, a la entrada de la playa de Major. A menos de dos meses de que toquen las campanadas de Fin de Año y ante la inexistencia de una partida específica para esta obra en los presupuestos autonómicos del 2016, la inquietud reina entre los vecinos y usuarios de este vial, que se temen otro verano más sin la actuación comprometida.
No obstante, desde el departamento que dirige la conselleira Ethel Vázquez, el calendario de la Xunta se mantiene intacto en lo que se refiere a este tramo de la vía. Otra cuestión es el resto de los seis kilómetros y medio que enlazan Major con el casco urbano de Portonovo. Para este trayecto todavía no existe un cronograma concreto, entre otras cosas, porque no hay partida presupuestaria para hacerla, ni tampoco está ultimado el proyecto constructivo. Ambos requisitos sí se cumplen en el tramo de referencia citado. Y aunque la propia Administración autonómica también admitió hace unos meses la peligrosidad para viandantes y coches de la PO-308 desde A Granxa hasta el casco urbano de Sanxenxo, esta actuación tampoco figura entre las prioridades.
La previsión de la consellería para la fase inicial de la reforma de la PO-308 entre A Lanzada y Soutullo incluye que la obra se saque a concurso este año, se adjudique en el próximo y que también se lleven adelante los trabajos en el 2016. La cuantía aproximada todavía no se ha hecho pública. Los fondos proceden de dinero remitido a la Xunta desde la Unión Europea para infraestructuras y los trabajos no se pudieron licitar antes porque esta partida no se liberó hasta este otoño por cuestiones burocráticas.
Publicidad
La intervención en la PO-308 podrá empezar de forma inmediata en cuanto esté adjudicada, porque los terrenos llevan años cedidos a la consellería. Las líneas generales de la actuación están consensuadas con el Concello y con la plataforma de afectados. Se contemplan aceras -la gente circula por arcén donde lo hay o por la calzada-, aparcamientos y pasos de cebra. La PO-308 es uno de los viales con más intensidad de tráfico en el verano en el entorno de Pontevedra.
3,5 kilómetros
Tramo objeto de la actuación
Se trata de la fase inicial de la reforma de la PO-308, la vía tiene 10 kilómetros en total.
2013
Cesión de los terrenos
La Xunta dispone las parcelas necesarias para acometer la obra cuando quiera.

martes, 27 de octubre de 2015

Sanxenxo urge mejoras en la PO-308

Sanxenxo urge mejoras en la PO-308

Los problemas de seguridad vial colman la paciencia de los vecinos, que prometen movilizaciones si no le aseguran una solución para el 2016


sanxenxo / la voz, 27 de octubre de 2015. Actualizado a las 05:00 h.



La ausencia de aceras entre Portonovo y A Lanzada pone en peligro la vida de los peatones y ciclistas que circulan por la PO-308.

Los vecinos de Sanxenxo, que viven o caminan a diario por los márgenes de la PO-308, están hartos de los problemas de seguridad vial de esta carretera y anuncian movilizaciones si la Xunta no cumple su promesa de iniciar la construcción de una senda peatonal y ciclista entre A Lanzada y Portonovo antes de que finalice el año 2016. Este ultimátum se lo transmitirán a la conselleira de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Ethel Vázquez (PP), a la que solicitaron hace un mes y medio una entrevista.
La consellería había prometido el inicio de la primera fase de las obras, el tramo entre A Lanzada y Fontenla, para el próximo año. Sin embargo, la ausencia de una partida específica en los presupuestos de la Xunta para este asunto ha motivado la desconfianza de la plataforma vecinal por la seguridad vial en la PO-308. El vicepresidente de la agrupación, José Manuel Rodiño, afirma que «tenían que presentar el proyecto a la Unión Europea para desbloquear los tres millones de euros de la primera fase, pero no sabemos si lo han hecho», duda el portavoz vecinal, que recalca que «no podemos pasar un año más así, no sabemos cómo no ha ocurrido ya un accidente». Asegura Rodiño que en los meses de verano los coches aparcan por las noches en los arcenes obligando a peatones y ciclistas a circular por la carretera corriendo el riesgo de ser atropellados. «Esto da muy mala imagen para el turismo», argumenta el vicepresidente.
En este sentido, Rodiño afirma que los trámites previos necesarios para el inicio de las obras, como la cesión de terrenos y la redacción del proyecto, ya están superados y solo falta la concesión de la subvención por parte de la Unión Europea, pero «desconocemos si hay problemas o retrasos», sostiene un Rodiño que espera salir del encuentro con la conselleira con el compromiso del inicio inmediato de las obras.
El proyecto de mejora de la movilidad y de la seguridad vial a lo largo de la PO-308 entre A Lanzada y Portonovo fue dividido en tres fases de tres millones de euros de presupuesto cada una. La primera de ellas incluye, además del demandado sendero peatonal y ciclista, medidas para calmar el tráfico, rotondas y una reordenación de los aparcamientos, para evitar los habituales problemas de movilidad del verano con coches aparcados en los arcenes y turistas cruzando la carretera en zonas no señalizadas y con visibilidad reducida.

lunes, 24 de agosto de 2015

Sanxenxo traslada a la Xunta la petición de mejora de seguridad vial en As Salinas, O Vinquiño y A Vichona





Reunión del alcalde de Sanxenxo, Gonzalo Pita, con el jefe territorial de Medio Ambiente
© Xunta de Galicia

Sanxenxo traslada a la Xunta la petición de mejora de seguridad vial en As Salinas, O Vinquiño y A Vichona

Redacción Por Redacción



Peatones cruzando la calzada en la zona de As Salinas, en A Lanzada
© Concello de Sanxenxo
La seguridad peatonal y los problemas de movilidad en la carretera Pontevedra-A Lanzada (PO-308) y en el cruce de la Sanxenxo-Vilalonga (PO-504) con la vía provincial EP-9207 fueron los principales asuntos que se analizaron en la reunión que mantuvieron este lunes el jefe territorial de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas en Pontevedra, José Luis Díez, y el alcalde de Sanxenxo, Gonzalo Pita.
Durante la reunión, el gobierno gallego analizó la petición del Concello de Sanxenxo de habilitar un paso de peatones en la PO-308, en As Salinas, y otro a la altura del tanatorio, en O Vinquiño. El jefe territorial informó de que estos tramos no cumplen con los requisitos mínimos de la normativa en materia de carreteras para establecer un paso de peatones seguro para los usuarios, ya que, entre otros motivos, no cuenta con aceras, no es una vía iluminada y no es suelo urbano.
Sin embargo, desde la Xunta de Galicia "seguirá trabajándose para mejorar la seguridad en estas carreteras", afirmó Díez.
Por otra parte, también se analizó la configuración del cruce de la PO-504 con la provincial EP-9207, a la altura de la Vichona, con el objeto de aumentar la seguridad de los usuarios. José Luís Díez recordó que en este punto se llevaron a cabo recientemente trabajos de estrechamiento de los carriles de entrada a la intersección para conseguir la disminución de la velocidad.
Además se procedió a la instalación de bandas transversales de alerta, se reforzó la señalización horizontal con pintura en el pavimento indicando la limitación de la velocidad así como el balizamiento. También se optimizó la iluminación del aparcamiento para incrementar la visibilidad de los vehículos que circulan por la carretera.
Finalmente se trató el estado actual del firme en dos tramos de la PO-308, en concreto en la avenida Progreso y en la glorieta de Baltar.
Al finalizar la reunión, el jefe territorial confirmó que se estudiará la viabilidad de los proyectos y las diferentes alternativas para encontrar soluciones a estos dos puntos negros.
En este encuentro, mantenido en la Delegación Territorial de la Xunta, también estuvieron presentes la concejala de Seguridad Ciudadana, Vanesa Rodríguez; el concejal de Urbanismo, Planificación e Infraestructuras, Daniel Fernández; y el jefe del Servicio de Infraestructuras de Pontevedra, Fausto Núñez.

martes, 18 de agosto de 2015

La Xunta no repintará el paso entre las salinas y el acceso de A Lanzada

Medio Ambiente sostiene que la señalización no cumple con la normativa
sanxenxo / la voz, 18 de agosto de 2015. Actualizado a las 05:00 h.



Sin marcha atrás, la Consellería de Medio Ambiente no está dispuesta a reponer el paso de cebra que hace dos veranos enlazaba un camino que atraviesa las salinas en A Revolta (Noalla) y comunicada con uno de los accesos a pie a la playa de A Lanzada. Los escasos metros que ocupaba el pintado del paso peatonal sobre el asfalto de la PO-308, de titularidad autonómica, tienen que seguir libres de las rayas discontinuas para los viandantes. La razón está en que no es un lugar adecuado desde el punto de vista de la seguridad vial, según la consellería, aunque este criterio no lo comparten ni los miles de usuarios de la playa ni el Concello de Sanxenxo.
El paso de cebra no existe sobre el terreno, pero sí lo hace en una especie de realidad virtual o memoria colectiva de los vecinos de A Revolta y los usuarios de A Lanzada. Cientos de personas siguen atravesando la carretera autonómica para ir y venir entre la playa y las viviendas y hoteles próximos, sin importar que en el asfalto no haya nada pintado, más allá de un stop en la intercesión que deben respetar los coches que circulen hacia la PO-308 desde las salinas.
La Xunta es tajante. «O paso de peóns antigamente existente foi eliminado dado que este treito non reúne os requisitos necesarios para a súa colocación atendendo á normativa vixente». ¿Y cuáles son esas características que Medio Ambiente echa en falta? La respuesta a esta pregunta es que fundamentalmente no se trata de un entorno urbano.
El cruce en cuestión «non se trata dun treito urbano que conte con beirarrúas, nin tampouco con iluminación, polo que non se pode garantir a seguridade viaria dos peóns ao utilizar o paso». Esta es la justificación aducida por la Consellería de Medio Ambiente para negar la solicitud reiterada de vecinos, veraneantes y Concello. Algunos de los afectados señalan que, esta respuesta tiene el inconveniente de que si se aplicase de forma estricta impediría tener pasos de cebra en toda la playa de A Lanzada, porque a lo largo de este popular arenal, no hay ningún tramo urbano, ni aceras.
En el seno del cuatripartito sanxenxino se ha recogido la inquietud de los vecinos del entorno ante la falta de una solución positiva por parte de la Xunta. El alcalde, Gonzalo Pita (SAL), ha pedido una entrevista formal con el responsable de Infraestruturas para analizar el conflicto.

Los trabajos para dotar de seguridad vial a la PO-308 comenzarán el próximo año.

La Consellería de Medio Ambiente se ratificó en su intención de desbloquear, por fin, el proyecto de seguridad vial de la PO-308, aunque solo sea en principio en el tramo entre la rotonda de acceso a A Revolta, justo a la entrada del istmo de A Lanzada y el lugar de Soutullo, cerca de la playa de Major. «A Consellería de Medio Ambiente ten previsto licitar as obras a finais deste ano», manifestó un portavoz de la Administración gallega. La actuación comprende un carril para uso peatonal y ciclista, para evitar que los usuarios tengan que circular por arcén, allí donde lo haya, o por la calzada.
Sobre el polémico cruce, según indicaron fuentes del caso, no está previsto su repintado tampoco en esta reforma viaria. Desde el Concello, por su parte, se están sopesando varias opciones, que se expusieron a la jefa del servicio provincial de Costas en una visita reciente a Sanxenxo. Existe la posibilidad de una pasarela o de marcar un sendero peatonal hasta un paso de cebra que se pintaría en un punto más o menos cercano, pero que se estimase más seguro para los usuarios.

martes, 4 de agosto de 2015

El último verano sin aceras

El trayecto de la PO-308 entre A Lanzada y Fontenla deberá estar acondicionado para la próxima temporada estival
Sanxenxo / la voz, 04 de agosto de 2015. 


Vecinos y turistas siguen arriesgando la vida, un verano más, cuando transitan a lo largo de la carretera PO-308 en Sanxenxo. Desprovista de aceras, con pasos de cebra contados -como si alguien quisiese ahorrar en pintura- y con coches invadiendo todos los arcenes, no es raro ver a peatones andando por la calzada o cruzando una carretera que, aunque con una velocidad reducida, siempre encuentra conductores que se creen los dueños del asfalto. La PO-308 es como una carrera de obstáculos, donde ir con silla de ruedas, con carritos de bebé o simplemente con un bastón por causas de la edad, es todo un reto. Esta situación podría cambiar, al menos en unos cuantos kilómetros, a partir del próximo verano. Si se cumplen los compromisos adquiridos por las Administraciones superiores, la temporada estival del 2015 podría ser el último verano sin aceras en 3,5 de los diez kilómetros que separan Portonovo de A Lanzada. Se trata concretamente del tramo entre la rotonda situada a la entrada del istmo y las inmediaciones de la playa de Major, aunque sin llegar hasta el arenal, en el entorno de Fontenla.
Uno de los portavoces de la plataforma vecinal es José Manuel Rodiño, y en los últimos años ha sido uno de los afectados que ha denunciado los problemas y riesgos que existen en esta carretera. Este colectivo lleva años reclamando la rehabilitación de la carretera. Las promesas de gobiernos de distinto signo político se han ido acumulando año tras año sin que se hayan plasmado en medidas reales.
La última novedad surgió de la Xunta hace unos meses. La Consellería de Medio Ambiente admitió que, aunque el proyecto de obra estaba listo y consensuado con los vecinos y el Concello de Sanxenxo, había un problema. El departamento autonómico no tenía el dinero para poder acometer la obra.
La Xunta precisará de fondos europeos para poder acondicionar el vial, pero siguiendo la programación económica de la UE, el dinero necesario no estará listo para su utilización este año. Sí será posible recibirlo para el 2016, por lo que la conselleira de Medio Ambiente, Ethel Vázquez, anunció en su momento que la actuación está entre las prioridades de la Xunta. Es decir, se comenzarán los trabajos en cuanto la Unión Europea libre los fondos necesarios para sufragarla.
Licitación para este año
Mientras la consellería espera por Europa y para no perder más tiempo, la Xunta ha puesto en marcha los mecanismos burocráticos para que la licitación de los trabajos se pueda hacer este año. De esta forma, en otoño se sacará a concurso la ejecución de la reforma de la seguridad vial en el primer tramo de la PO-308, su adjudicación será probablemente a principios del 2016 y la obra será una realidad, si se cumplen estos cronogramas, en la primera mitad del próximo ejercicio.
El portavoz de la plataforma vecinal confía en que la Xunta cumpla su promesa y que esta vez, de verdad, el proyecto de seguridad vial vaya adelante. «Estamos pendentes de que se licite a obra, entre o supermercado Fontenla, en Soutullo, e A Lanzada», recalcó Rodiño.
Medio Ambiente empezará los trabajos en este tramo porque esta parte del vial dispone ya del proyecto de ejecución. El resto de la carretera, entre la playa de Major y el casco urbano de Portonovo, tendrá que esperar a que esté redactado su proyecto específico y a que se le dote de dinero.

El tramo de Poio a Sanxenxo, en el aire

La PO-308 se inicia en el puente de A Barca, en el límite de la ciudad de Pontevedra y atraviesa a lo largo todo el municipio de Poio. Es en este tramo donde se han dado los accidentes más graves, incluidos casos mortales como el atropello de una mujer en Raxó en noviembre. Para este trayecto la Xunta no tiene ninguna previsión a corto plazo, ya que exige primero que el Concello le entregue los terrenos

Gonzalo Pita pide a Costas una solución viaria para As Salinas

La jefa provincial de Costas, Cristina de Paz Curbera, se acercó este miércoles a Sanxenxo para comprobar sobre el terreno algunas de las cuestiones planteadas la pasada semana por el alcalde, Gonzalo Pita, en una reunión mantenida en Pontevedra.
El alcalde recibió a la jefa provincial de Costas acompañado por la concejala de Medio Ambiente y los ediles de Servicios y de Cultura. Se acercaron hasta la zona de las Salinas, donde desemboca el vial que une la zona de A Revolta con la carretera de A Lanzada, a la altura del paseo de madera que se adentra en la zona dunar, con el objetivo de buscar una solución al problema de falta de seguridad vial en este tramo.
Se trata de una vieja reivindicación de los vecinos de este entorno y de los hoteleros, debido a la peligrosidad que encierra la carencia de un paso de peatones para acceder a la playa de A Lanzada. Vecinos y usuarios de los hoteles demandan desde hace años alguna medida que garantice su seguridad cuando tienen que cruzar esta carretera.
Paz Curbera entiende que lo más viable es la instalación de un paso elevado.
Gonzalo Pita considera "urgente" buscar una solución a este problema, por lo que además del planteamiento que explicó a Costas, solicitará también una reunión con el responsable provincial de Carreteras para ver la posibilidad de pintar un paso de peatones o instalar un semáforo que pueda garantizar la seguridad de los vecinos cuando quieren acceder a la zona dunar.
PASARELA EN A REVOLTA
El alcalde aprovechó la buena disponibilidade de la jefa provincial de Costas para mostrarle los problemas que presenta el vial principal de conexión con A Revolta, que se anega todos los inviernos. Al tratar de un tramo muy utilizado por los vecinos del entorno, Gonzalo Pita le pidió a Costas la instalación de una pasarela que aisle del suelo y permita que los usuarios puedan transitar incluso en los días de más lluvia. En este punto insistió también el presidente de la Comunidad de Montes de Noalla, Roberto Garrido, que fue invitado por el alcalde para que pueda trasladar la jefa provincial de Costas su punto de vista al respeto.
Roberto Garrido solicitó permiso a Costas para poder limpiar las tajeas, obstruidas por tierras y acumulación de hierbas y plantas, lo que dificulta el desagüe natural de las pluviales, contribuyendo a las inundaciones en la zona.
Cristina de Paz Curbera se acercó también hasta Paxariñas, donde supervisó los trabajos realizados por Costas en esta playa y que terminaron con el acondicionamiento de una pista adoquinada que permite el acceso rodado hasta el arenal y lo facilita también para las personas con movilidad reducida. Curbera explicó que fue esta pista, así como un refuerzo en la pantalla de pivotaje instalada para frenar el derrumbamiento del talud, lo que hizo que el presupuesto inicial se disparara, llegando hasta los 700.000 euros que se invertiron finalmente.
BAÑO PORTÁTIL
Además, la concejala de Medio Ambiente, Coral González-Haba, solicitó permiso a la jefa provincial de Costas para la instalación de un baño portátil más cerca del arenal, aprovechando un pequeño espacio que dejó la propia pista. De Paz Curbera autorizó ya la actuación dejando en manos del Concello la ejecución de la misma.
La jefa provincial de Costas, Cristina de Paz Curbera, se acercó este miércoles a Sanxenxo para comprobar sobre el terreno algunas de las cuestiones planteadas la pasada semana por el alcalde, Gonzalo Pita, en una reunión mantenida en Pontevedra.
El alcalde recibió a la jefa provincial de Costas acompañado por la concejala de Medio Ambiente y los ediles de Servicios y de Cultura. Se acercaron hasta la zona de las Salinas, donde desemboca el vial que une la zona de A Revolta con la carretera de A Lanzada, a la altura del paseo de madera que se adentra en la zona dunar, con el objetivo de buscar una solución al problema de falta de seguridad vial en este tramo.
Se trata de una vieja reivindicación de los vecinos de este entorno y de los hoteleros, debido a la peligrosidad que encierra la carencia de un paso de peatones para acceder a la playa de A Lanzada. Vecinos y usuarios de los hoteles demandan desde hace años alguna medida que garantice su seguridad cuando tienen que cruzar esta carretera.
Paz Curbera entiende que lo más viable es la instalación de un paso elevado.
Gonzalo Pita considera "urgente" buscar una solución a este problema, por lo que además del planteamiento que explicó a Costas, solicitará también una reunión con el responsable provincial de Carreteras para ver la posibilidad de pintar un paso de peatones o instalar un semáforo que pueda garantizar la seguridad de los vecinos cuando quieren acceder a la zona dunar.
PASARELA EN A REVOLTA
El alcalde aprovechó la buena disponibilidade de la jefa provincial de Costas para mostrarle los problemas que presenta el vial principal de conexión con A Revolta, que se anega todos los inviernos. Al tratar de un tramo muy utilizado por los vecinos del entorno, Gonzalo Pita le pidió a Costas la instalación de una pasarela que aisle del suelo y permita que los usuarios puedan transitar incluso en los días de más lluvia. En este punto insistió también el presidente de la Comunidad de Montes de Noalla, Roberto Garrido, que fue invitado por el alcalde para que pueda trasladar la jefa provincial de Costas su punto de vista al respeto.
Roberto Garrido solicitó permiso a Costas para poder limpiar las tajeas, obstruidas por tierras y acumulación de hierbas y plantas, lo que dificulta el desagüe natural de las pluviales, contribuyendo a las inundaciones en la zona.
Cristina de Paz Curbera se acercó también hasta Paxariñas, donde supervisó los trabajos realizados por Costas en esta playa y que terminaron con el acondicionamiento de una pista adoquinada que permite el acceso rodado hasta el arenal y lo facilita también para las personas con movilidad reducida. Curbera explicó que fue esta pista, así como un refuerzo en la pantalla de pivotaje instalada para frenar el derrumbamiento del talud, lo que hizo que el presupuesto inicial se disparara, llegando hasta los 700.000 euros que se invertiron finalmente.
BAÑO PORTÁTIL
Además, la concejala de Medio Ambiente, Coral González-Haba, solicitó permiso a la jefa provincial de Costas para la instalación de un baño portátil más cerca del arenal, aprovechando un pequeño espacio que dejó la propia pista. De Paz Curbera autorizó ya la actuación dejando en manos del Concello la ejecución de la misma.

miércoles, 24 de junio de 2015

Ethel Vázquez evita comprometerse en su visita a la PO-308 y a Luis Rocafort

Ethel Vázquez escuchó en A Revolta las peticiones de varios vecinos  
 
Ethel Vázquez escuchó en A Revolta las peticiones de varios vecinos
La conselleira de Medio Ambiente, Ethel Vázquez, acompañó el sábado a Telmo Martín en una visita a las principales obras que este departamento tiene pendiente en Sanxenxo. La primera parada fue en As Salinas. Allí, vecinos y comuneros de Noalla pidieron a la conselleira la inclusión en el proyecto de seguridad vial de la PO-308 la inclusión de un paso elevado, que evite que los usuarios de la playa de A Lanzada se tengan que jugar la vida en una carretera muy transitada.
Ethel Vázquez se limitó a decir que estudiará esta posibilidad, ya que la Consellería ordenó el borrado de un paso de peatones pintado el pasado verano.
La conselleira tampoco asumió compromiso alguno relacionado con el inicio de los trabajos del proyecto de seguridad vial, cuyo inicio inminente fuera anunciado, hace cuatro años, por su antecesor en el cargo, delante de la ermita de A Lanzada. Y también en un marco electoral como el actual.
Tal vez por eso Ethel Vázquez evitó dar fechas, aunque sí dejó entrever a los presentes que la obra se licitará en el presente año, tal vez en el último trimestre.
La siguiente parada fue frente a la estación de autobuses de Sanxenxo, primera obra importante construida por Telmo Martín en su anterior etapa como alcalde.
Martín explicó a la conselleira la urgencia de ejecutar un túnel, al no poder absorber la rotonda la cantidad de tráfico actual.
Pero tampoco a Ethel Vázquez logró arrancarle un compromiso sobre esta cuestión. La conselleira se limitó a decir que estudiará la posibilidad de colaborar con la Diputación en la ejecución de esta obra.
Telmo Martín le mostró también el mal estado en el que se encuentra la calle Progresa, llena de socavones y baches y le pidió celeridad para una actuación en el principal vial de Sanxenxo.
Según explicó ayer Telmo Martín, también Ethel Vázquez se mostró sensible a esta actuación, pero su compromiso se limitó a estudiarlo.
El candidato del Partido Popular, sin embargo, resta importancia a la falta de compromisos concretos ya que está convencido de que todas ellas son “obras que se van a facer. Ela non viña aquí senón tivera intención de facelas”. A algunos de los asistentes la visita le pareció “moi electoral”.

lunes, 27 de abril de 2015

La Xunta abonará a partir del día 5 de mayo las expropiaciones de la PO-308

El tramo de Portonovo es el que, por el momento, está previsto ejecutar en último lugar
El tramo de Portonovo es el que, por el momento, está previsto ejecutar en último lugar
Los propietarios de terrenos expropiados hace cinco años,por la Consellería de Medio Ambiente para acometer los trabajos de seguridad vial en la PO 308, han comenzado a recibir estos las notificaciones de pago de las cantidades adeudadas.
A partir del próximo 5 de mayo, la Consellería irá reintegrando las cantidades pendientes, ya que fue en el año 2011 cuando abonó el 10% de las valoraciones realizadas en aquel momento.
La Consellería destina a este fin una partida de 1,5 millones de euros, a los que hay que sumar los 812.000 euros que ya pagó en una primera fase.
Tras estos pagos, la Xunta tendrá abonado más del 97% del coste total de las expropiaciones, quedando pendiente de pago únicamente  algunos expedientes que por el momento no cuentan con resolución del Xurado de Expropiación.
Y es que aunque fueron muchos los que recurrieron el precio ofrecido por la Xunta, otros lo consideraron “excelente.
El valor del metro cuadrado oscila de modo importante dependiendo del uso y cultivo -improductivo, monte, frente de casa, etc- y también del tipo de suelo -urbano, urbanizable o no urbanizable-, por lo que la Consellería estableció en su momento hasta 18 precios diferentes. A mayores del suelo pagan los bienes afectados, para los que se han establecido 114 precios distintos.
Desde el departamento autonómico explican que los precios ofrecidos inicialmente se determinaron según los baremos del mercado en la zona y teniendo en cuenta lo indicado en la legislación vigente en materia de expropiaciones. Como dato destacable cabe apuntar que el suelo urbano ha sido valorado entre 140 y 160 euros el metro cuadrado, dependiendo de su uso y sin contar con los bienes afectados, que se valoran y se abonan aparte.
Además del pago, los afectos urgen la ocupación de los terrenos. Y es que el proyecto ha sufrido variaciones, que afectan a las parcelas necesarias, pero sus propietarios llevan ya cinco años esperando para poder disponer del resto de sus fincas, pendientes de que la Xunta ejecute la actuación.
Lo que parece claro es que la obra no comenzará hasta 2016, fecha en la que la Xunta podrá disponer de los fondos Feder con los que financiará la actuación. La conselleira, sin embargo, confía en poder licitar la primera fase del proyecto este año.

domingo, 15 de febrero de 2015

La reforma de la carretera PO-308 no comenzará hasta el 2016

La falta de seguridad vial en la carretera PO-308 es una queja común de vecinos y visitantes.
El vial se financiará con fondos de la Unión Europea y se licitará a finales de este año
sanxenxo / la voz, 15 de febrero de 2015. Actualizado a las 05:00 h.
Las máquinas y obreros empezarán a trabajar en la reforma de la seguridad vial de la PO-308, en Sanxenxo, en el 2016, según una portavoz de la Consellería de Medio Ambiente. No se puede hacer antes porque la financiación de los trabajos, ligada a fondos de la Unión Europea, no puede emplearse en este año, donde solo podrá salir a concurso la obra. Es decir, si todo transcurre conforme al último cronograma de la Xunta, el verano del 2015 será el último en que los miles de viandantes arriesgarán su vida al transitar por una carretera sin aceras ni arcenes, en el principal municipio turístico de Galicia.
En unos días se cumplirán cinco años desde que la Xunta, allá por marzo del 2010, aprobó el proyecto inicial de reforma de la PO-308 entre Portonovo y A Lanzada, en Sanxenxo. Desde entonces se han sucedido los trámites administrativos y las modificaciones del proyecto, consensuadas con vecinos y Concello, un proceso que ha llevado su tiempo porque el primer proyecto causó el rechazo de los afectados y del gobierno local y hubo casi que empezar de cero a reformularlo.
Los terrenos están también a disposición de la Xunta, cedidos por los afectados desde hace tiempo, a diferencia del vecino Poio, donde la Administración autonómica se aferra a que los poienses no le han dado los terrenos para eludir la licitación de la obra. En Sanxenxo, lo único que le falta a la Consellería de Medio Ambiente para poder cumplir, de una vez por todas, con sus reiterados anuncios de licitación de la obra es el dinero. Y ese dinero ingresará en poco tiempo en las arcas autonómicas.
El único aspecto que dilatará un poco más el trámite -es de esperar que sea el último de lo que muchos afectados definen como carrera de obstáculos- se encuentra en que como los fondos para financiar la obra proceden de Europa, los trabajos solo podrán empezar a materializarse en el 2016, no antes, por razones burocráticas.
El departamento autonómico explicó que «nas previsións da consellería está actuar a curto prazo para a mellora da seguridade viaria desta estrada no concello de Sanxenxo». Se tratará de una obra que se licitará en el actual ejercicio, tal y como se comprometió la conselleira de Medio Ambiente, Ethel Vázquez, en una visita a la comarca de Pontevedra el pasado enero. Una portavoz de la consellería añadió recientemente: «Esta actuación vai ser financiada cuns fondos europeos que non estarán dispoñibles ata xaneiro do ano 2016, pero que poderán ser utilizados xa para licitar a finais deste 2015».
No caben ya más excusas para dilatar los plazos. Si lo único que faltaba para este proyecto de reforma vial es el dinero, la Xunta pronto podrá disponer de él. Desde la consellería se sostiene que la garantía es total. «Que a obra estea vinculada a estes fondos é bo porque, aínda que é certo que retrasou os prazos, asegura a súa execución»,sentencian desde Medio Ambiente.
Expectación vecinal
En un entorno de nueve kilómetros de carretera se encuentra una de las mayores concentraciones de hoteles, cámpings, playas de renombre como A Lanzada, Major y Montalvo, y un tirón turístico sin parangón en Galicia durante el verano. Precisamente por todas estas circunstancias, unidas a la falta de servicios y de seguridad en la carretera autonómica, los vecinos y afectados constituyeron una plataforma hace cinco años y a la que se le ha agotado la paciencia.
En su último comunicado de prensa, este colectivo fue crítico con los anuncios y reclamó soluciones. «Nos sentimos anulados y abandonados por nuestros políticos, que no se vuelvan a equivocar con más promesas, no las queremos, necesitamos hechos», señalaban en su último informe público.
Solo basta una visita a la zona para comprobar sobre el lugar la validez de las quejas vecinales. Se descubre una carretera sin aceras, escasos arcenes, sin pasos de cebra y sin apenas seguridad vial.

martes, 10 de febrero de 2015

La Xunta insta a Poio a disponer de terrenos para reformar la PO-308



Remarca que es una vía autonómica, pero que transcurre por zona urbana
Poio / La Voz, 10 de febrero de 2015. Actualizado a las 05:00 h. 0



Tras la reunión mantenida ayer entre los representantes municipales de Poio y la conselleira de Medio Ambiente, Ethel Vázquez, quedó claro que el principal escollo para avanzar en la seguridad de la PO-308 pivotará en torno a los terrenos sobre los que se tendrá que actuar. Las posturas, a día de hoy, son contrarias, aunque tanto desde el Concello como desde la Xunta dan a entender que existe margen de maniobra.
Por un lado, según remarcaron desde la Administración autonómica, Ethel Vázquez instó a sus interlocutores «a colaborar coa posta á disposición dos terreos por tratarse da execución dunha obra de seguridade viaria e humanización nunha zona urbana». En este sentido, no obviaron que la carretera es de titularidad autonómica, si bien insistieron en que la misma discurre por un entorno urbano.

"De este modo, precisaron que no se puede comparar lo que se necesita en Poio con las actuaciones realizadas en el tramo entre Portonovo y A Lanzada. Así, remarcaron que, al tratarse de un zona interurbana, se dispuso de fondos europeos, al tiempo que resaltaron que, merced a un convenio del 2004, el Concello de Sanxenxo puso los terrenos a disposición de la Xunta."

Frente a esta postura, el alcalde de Poio, Luciano Sobral, se mostró contundente: «O que si lle dixemos é que nós non imos asumir costo algún polas expropiacións. De entrada, non podemos aceptar iso senón falamos de nada concreto. Non nos plantexan nin as zonas, nin os costos...».
En todo caso, el regidor municipal aludió a que desde la Xunta le trasladaron que el trazado de la PO-308 transcurre por zonas de dominio público. De ser así, entiende que ya no sería preciso expropiar estos terrenos, ni ponerlos a disposición de la Xunta.
Por su parte, Ángel Moldes, portavoz del PP en Poio, destacó que «mejora el convenio que en su día nos ofrecía el bipartito. En el tramo de Raxó teníamos que hacernos cargo del 50 % y nos obligaban a ser titulares de toda la vía. En este caso, solo hay que aportar el 15 % y solo seríamos propietarios de las aceras, no de la calzada». Ante esto, el dirigente popular tiene claro que «es una oportunidad que no podemos dejar escapar. Las condiciones son buenas. La Xunta demostró hoy -por ayer- flexibilidad».
En todo caso, ayer se acordó constituir una comisión técnica, toda vez que Ethel Vázquez insistió en el compromiso del Ejecutivo autonómico en mejorar la seguridad de la carretera de la costa. La intención es que esta comisión celebre su primera reunión el próximo 3 de marzo, un encuentro al que las autoridades municipales de Poio se comprometieron a precisar qué actuaciones priorizar. Previamente, este miércoles, la plataforma en pro de la seguridad vial en la PO-308 abordará el contenido de la reunión con la conselleira.

sábado, 7 de febrero de 2015

La mejora de la PO-308 en Sanxenxo aguarda a disponer de fondos Feder

La mejora de la PO-308 en Sanxenxo aguarda a disponer de fondos Feder

La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas considera la obra como "prioritaria"

07.02.2015 | 02:35

El Concello de Sanxenxo cuenta con el compromiso de la consellería de Medio Ambiente Territorio e Infraestruturas de que el proyecto de seguridad vial de la PO-308 se trata de una obra prioritaria. Según señaló la alcaldesa, Catalina González, en estos momentos el departamento autonómico estaría a la espera de que Facenda le permita disponer de los fondos Feder para acometer esta obra.
La primer edil señalaba ayer que esperaba que en las próximas semanas la consellería pueda disponer de los fondos Feder para llevar a cabo la obra. De este modo salía al paso de las declaraciones vertidas el día anterior desde Sanxenxo Agrupación Liberal en la que pedían la ejecución del proyecto de mejora de la PO-308 en su tramo entre Portonovo y A Lanzada, donde se encuentra la mayoría de los hoteles del municipio.
SAL subraya que "no existe ningún lugar en Galicia que concentre en estos nueve kilómetros tantos hoteles, campings y apartamentos turísticos y que se cifran en más de un centenar de negocios. Por ello, destaca la necesidad de dotar a este tramo de carretera de mayor seguridad vial, una demanda que desde hace años pide el sector de la hostelería y los vecinos que residen a lo largo del vial.

martes, 20 de enero de 2015

Afectados de Sanxenxo exigen que la nueva PO-308 no sea solo promesas


La plataforma reclama que se licite ya para dar seguridad vial a los usuarios


En el verano, miles de viandantes se desplazan a pie por arcenes casi inexistentes o en mal estado entre Portonovo y a Lanzada. CAPOTILLO
20 de enero de 2015  05:00
Las promesas de altos cargos de la Xunta se acumulan año tras año con los vecinos de Sanxenxo anunciando la inminente reforma de la PO-308, entre Portonovo y A Lanzada. La plataforma de afectados de Sanxenxo está ya cansada de escuchar estos anuncios y reclama que se cumpla de una vez lo prometido, con lo que se daría seguridad vial a los peatones y también, por lo consiguiente, a los conductores.
La plataforma solicitó hace ya meses una reunión urgente con la conselleira de Medio Ambiente, Ethel Vázquez, para conocer las previsiones de la obra. La última noticia que conocen la hizo precisamente Vázquez este mes cuando anunció, en una visita a Ponte Caldelas y al ser preguntada por la prensa, que la obra de la PO-308 se licitará este año, «no prazo máis curto posible».
Desde la plataforma se reclamó que este compromiso verbal se cumpla no solo en el papel sino con hechos y que las obras puedan comenzar cuanto antes. Este proyecto no es un capricho, es una necesidad urgente que lleva cuatro años de retraso y no se puede esperar más tiempo», inciden.
En principio, nada debiera impedir la licitación de una obra que se expuso por primera vez en el 2010, pero que tuvo que ser retocada en profundidad porque el documento que la Xunta enseñó en Sanxenxo no convenció ni al Concello ni a los afectados.
En el 2011 el entonces conselleiro Agustín Hernández anunció que se iba a licitar la obra, pero, según la valoración de la plataforma, «el conselleiro vendió humo». En marzo del 2013, la entonces directora xeral de Infraestruturas y actual conselleira, Ethel Vázquez, les dijo que ese mismo año se licitaban los trabajos, pero ya ha llegado el 2015 y este trámite sigue pendiente.
«Nos sentimos anulados y abandonados por nuestros políticos, que no se vuelvan a equivocar con más promesas, no las queremos, necesitamos hechos», sostuvieron los afectados.
La titular de Medio Ambiente aseguró el pasado día 12 que el tramo que saldría a concurso sería la obra de Portonovo a A Lanzada, porque Poio, al no haber puesto a disposición de la Xunta los terrenos, aún tenía que esperar. Sobre este particular los sanxenxinos resaltaron que las cesiones de hasta seis mil metros cuadrados por parte de la comunidad de montes de Noalla estaban realizadas desde hace tiempo y que las expropiaciones particulares también. Solo falta un pequeño tramo de unos metros que, en opinión de la plataforma, no debiera ser razón para impedir el grueso de los trabajos.
Por último, este colectivo sigue esperando a que se les convoque desde la Xunta a la reunión solicitada con Vázquez, para fijar un cronograma ya no de promesas, sino de hechos.
NOTA: Recomendamos leer la prensa escrita porque no aparece todo el contenido en internet.