jueves, 2 de junio de 2011

El desdoblamiento de la VG-4.1, a consulta ambiental

Las alternativas que se estudian plantean la construcción de una carretera paralela a la actual vía rápida

11:25
Enviar
Imprimir
Aumentar el texto
Reducir el texto
El tramo de vía rápida de O Salnés, entre Sanxenxo y O Grove que se pretende desdoblar.
El tramo de vía rápida de O Salnés, entre Sanxenxo y O Grove que se pretende desdoblar. J.L. Oubiña
M. GONZÁLEZ - VILAGARCÍA El proceso administrativo para el desdoblamiento de la vía rápida entre Sanxenxo y A Lanzada, reiteradamente reivindicado por los vecinos de O Grove, ha recibido un impulso por parte de la Dirección Xeral de Infraestructuras de la Xunta de Galicia. Este departamento ha decidido someter a consultas ambientales el estudio informativo e impacto ambiental del proyecto de trazado de la VG-4.1. Ahora es la secretaría Xeral de Calidade e Avaliación Ambiental la encargada de iniciar el período de consultas para una mayor amplitud del informe.
El proyecto consiste en el desdoblamiento de este tramo de la vía rápida de O Salnés VG-4.1, entre el enlace del municipio de Sanxenxo (final de la flamante autovía) y la intersección de la carretera PO-550 en A Lanzada. De esta forma se dispondrá de sección de autovía con calzadas separadas, limitación de accesos y enlaces a distinto nivel, con la que se prolongará hasta el final la infraestructura viaria principal de cuatro carriles que se inicia en Curro, a partir del enlace con la autopista AP-9 y la carretera PO-531 entre Vilagarcía y Pontevedra.
Según establece el estudio informativo del nuevo tramo de autovía, éste tendrá una longitud de 7,6 kilómetros. El desdoblamiento se plantea mediante la construcción de una calzada paralela a la actual y con el mismo trazado en alzado, de forma que quede limitado el diseño de la actuación.
Esta obra está incluida en las actuaciones del Plan Move, de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, con una inversión de 12 millones de euros.
Fuentes de la Xunta de Galicia indican que la realización de la consulta ambiental pretende determinar la alternativa más conveniente entre las opciones propuestas, teniendo en cuenta el especial valor ecológico de la zona, ya que se encuentra en el ámbito de protección de la Red Natura 2000.
Para la evaluación de las propuestas se distinguen alternativas de trazado del tronco y en el diseño de los enlaces.
En cuanto a las alternativas de diseño del tronco, dado el condicionante de mantener la carretera actual como una de las calzadas de la futura autovía, se busca la ampliación por uno u otro margen, con la posibilidad de cambiar de lado donde sea necesario.
Los técnicos encargados del estudio informativo consideran preciso limitar el número de veces que la traza cambia de margen a lo largo del proyecto debido a que esto incide en la facilidad en la ejecución de las obras y la limitación de desvíos.

Condicionantes

Los principales condicionantes al trazado residen en la proximidad de las distintas edificaciones y de un cementerio.
Según el estudio, en el primer tramo, entre los 600 y 800 metros, se disponen diversas edificaciones en ambos lados que se corresponden a la zona denominada Vinquiño, dentro del núcleo de Sanxenxo. Tras el análisis efectuado en campo, se considera que la afección sería mayor si el trazado se diseñara por la margen derecha que por la izquierda.
Entre los puntos kilométricos 4+160 y 4+260, también se localizan edificaciones próximas a la traza por la zona izquierda, mientras que del otro lado no se produce esta situación.
Otra de las dificultades se localiza en el punto kilométrico 4+800, donde existe un cementerio cercano a la traza por el lado izquierdo, y en el entorno de los puntos 5+360 al 5+600, donde las edificaciones están próximas al área derecha. Sobre esta zona, pero en el punto kilométrico 6+230 se aprecia una edificación aislada que quedaría próxima al trazado.
NOTA: Recomendamos leer la prensa escrita porque no aparece todo el contenido en internet.